Capitulo V: De los bienes y obras

ARTICULO 64°.- La Comunidad formara un estado o inventario de todos los bienes y obras que posea, en el que conste, tan detalladamente como sea posible, las de captación o toma de las aguas, así como las de elevación de las mismas, referidas todas ellas a puntos fijos e invariables del terreno, con descripción de sus dimensiones principales y clases de construcción del canal o canales principales, tuberías que de ellos se deriven, así como las obras accesorias destinadas al servi­cio de la Comunidad.

 

 

ARTICULO 65°.- Los gastos que se originen con motivo de las obras y trabajos de conservación y reparación de las que sean propiedad de la Comunidad se reali­zarán con un cargo a todos los partícipes, en proporción a su participación. Los gastos que se originen como consecuencia de obras nuevas que sean de interés a todos los partícipes serán de cuenta de toda la Comunidad; las de aprovechamiento parcial lo serán con cargo a los interesados en las mismas correspondiendo a cada partícipe las de su exclusivo interés particular.

 

 

ARTICULO 66°.- La Junta de Gobierno podrá ordenar el estudio y formación de proyectos de obra y trabajos para la defensa de los aprovechamientos comunitarios, dentro de su presupuesto y programa de actuación aprobado previamente por la Junta General, pero no podrá llevar a cabo las obras o trabajos sin la previa aprobación de la misma, a la que compete además ordenar su ejecución. Solo en casos extraordinarios y de extrema urgencia que no permitan reunir a la Junta General, podrá la Junta de Gobierno acordar y emprender bajo su responsabilidad la ejecución de una obra o trabajo de las referidas en el párrafo anterior, convocando lo antes posible la Junta General para darle cuenta de su acuerdo y someterlo a su aprobación. Los partícipes de la Comunidad darán las máximas facilidades para su realización de las obras y trabajos mencionados en este artículo.

 

 

ARTICULO 67°.- Anualmente y en el mes de enero se efectuara una limpieza general de las conducciones de la Comunidad.

Se facultara a la Junta de Gobierno para ordenar las limpiezas extraordinarias que, a su juicio, requiera el mejor aprovechamiento del agua. Los trabajos de limpieza se efectuarán bajo la dirección de la Junta de Gobierno y con arreglo a sus instrucciones.

 

 

ARTICULO 68°.- No podrá efectuarse obra ni trabajo alguno en los aprovechamientos incluidos en el ámbito territorial de la Comunidad sin la previa autorización de la Junta de Gobierno.

 

 

ARTICULO 69°.- Los dueños de los terrenos limítrofes a los cauces de la Comunidad no podrán practicar en los márgenes dentro de una zona de cinco metros de anchura, obra alguna, ni aun a titulo de defensa de su propiedad, que en todo caso habrán de reclamar en la Junta de Gobierno, la cual, si fuere necesario, ordenará su ejecución por quien corresponda o autorizaran si lo pidiera, a los interesados para llevarlas a cabo con sujeción al condicionado que se imponga y bajo la vigilancia de la propia Junta. Tampoco podrán los referidos a los dueños sembrar o plantar especie arbórea alguna dentro de la zona señalada en el párrafo anterior.