Capitulo VI: Del uso de las aguas

    ARTICULO 70°.- El agua para riego será utilizada por los partícipes de la Comunidad con austeridad, economía y solidaridad. Se procurará el empleo de los sistemas de riego que hagan posible el mejor aprovechamiento y distribución de los recursos hidráulicos disponibles, compatibles con las características de la parcela y del cultivo.     ARTICULO 71°.- Cada uno de los partícipes de la Comunidad tiene derecho al uso y aprovechamiento del agua que le corresponda con arreglo al reparto efectuado por la Comunidad de las mismas, de conformidad con lo dispuesto en el articulo correspondiente a estas Ordenanzas. Lo dispuesto en el párrafo anterior se entiende sin perjuicio de las medidas que puedan adoptar el Organismo de cuenca al amparo de la legislación vigente.     ARTICULO 72°.- Los partícipes de la Comunidad tienen derecho al riego de sus tierras en las tandas generales establecidas por la Junta de Gobierno que podrá estableces otras de carácter especial cuando sea conveniente.     ARTICULO 73°.- Cuando el riego se interrumpiese por causa extraña al partícipe regante, se reanudara el mismo sin computar el riego que hubiese transcurrido desde la interrupción, y cuando la misma fuese superior a cinco días se dará abreviado, a razón de lo que acuerde en cada caso la Junta de Gobierno, comenzando en el sitio donde el riego se hubiese interrumpido.     ARTICULO 74°.- Se utilizaran mecanismos de restricción cuando la escasez de agua así lo exija.     ARTICULO 75°.- La distribución de las aguas se efectuara bajo la dirección de la Junta de Gobierno por el acequiero regador encargado de tal servicio, en cuyo poder obraran las llaves de distribución.     ARTICULO 76°.- Ningún regante fundado en la clase de cultivo que adopte, reclamar mayor cantidad de agua o su uso por más tiempo de lo que una y otro proporcionalmente le corresponda por su derecho.