Informe detallado de las infraestructuras e instalaciones

Las instalaciones de la Comunidad de Regantes se dividen en dos:

  1. Red Principal
  2. Red Secundaria

La red principal consta de dos sectores de riego, el S-I, que comprende desde el trasvase hasta el río Mula y el S-II, que comprende desde el río Mula y hasta el término de Murcia. Ambos sectores se alimentan desde la misma toma principal existente, con una longitud de 35 kilómetros. Esta es la encargada de suministrar los caudales necesarios a la red secundaria. La Red Principal es una obra realizada por la CHS en los años del 1992 al 1995, y que se entrego a la Comunidad de Regantes mediante acta de entrega en julio del 1997.

La red secundaría es una obra que se llevo a cabo por el IRYDA, actualmente Consejeria de Agricultura entre los años 1982 y 1986, año en que finalizaron las obras, a ecepción de las de Casa Alta que se adelantaron a estas y se llevaron a cabo a cargo de los agricultores de la zona para así adelantar sus cultivos 14 años con respecto al resto de la zona. Con lo cual la zona de Casa Alta se puso en riego en el año 1981, mientras que el resto lo hizo a partir del año 1995.

1 contador de 300mm. 2 contadores de 500mm.

Las válvulas citadas anteriormente son tres, de diámetros de 1.200mm, 1.300mm y 1.400mm, totalmente automatizadas, las cuales son capaces de regular con máxima precisión los caudales que se le demanden en cada momento.

De ahí pasamos al embalse ejecutado en terreno propiedad de la Comunidad de Regantes y con una capacidad 130.000m3. El cual hace la función de vaso regulador.

Continuando con la instalación, esta nace como anteriormente se a mencionado con tubería de chapa de diámetro 1.400mm, y sale a campo desde la galería de válvulas en 1.300mm de diámetro y con tubería de hormigón armado con espiral de acero y camisa de chapa, para dar servicio a unas 4.000has de regadío.

Y que transcurre por su tubería principal con diámetros desde 600mm hasta 400mm en fibrocemento la cual da servicio a través de sus 10 tomas o aforos a los distintos ramales de la red secundaria, con módulos de riego de 80l/s. Con tuberías de diámetros que van desde 200mm hasta 300mm y dando cobertura con esta instalación a unas 600has. En la mencionada zona existe un almacén en donde se encuentran los distintos materiales y accesorios para la reparación y mantenimiento tanto de la red principal como de la red secundaria, así como una cerca metálica en donde se acopian tuberías de fibrocemento y PVC de distintos diámetros y timbrajes, así como materiales de hormigón y otros.

Continuamos aguas abajo con la instalación principal de riego y con todos sus elementos hidráulicos como ventosas, válvulas de seccionamiento etc,

hasta llegar al sub-ramal T-I-4, dando servicio desde las balsas de Juan Guillén hasta la entrada al pueblo de Ceutí por la zona del Barracon. Todo ello con diámetros de tuberías de fibrocento desde 600mm hasta morir en 300mm. Hacer también referencia que en el trayecto de la citada red hay instalado un grupo regulador de presión encargado de romper presiones en tramos y evitar con ello sobre cargas de presión con las consecuentes posibles averías en la tubería, a demás otros muchos elementos hidráulicos en el citado trayecto. (Estos grupos reguladores nos los iremos encontrando en toda la red con la misma funcionalidad).

Esta instalación da servicio a 8 tomas de distintos diámetros y caudales como por ejemplo, la que da servicio a la Comunidad de Regantes Ntra. Sra. de la Esperanza, Motor San Roque, Motor de Recreo etc, etc. En el citado inicio de la T-I-4, se encuentra 2 de los 5 sectoriales del sistema de telecontrol de la red principal.

Seguimos aguas abajo y llegamos al Sub-ramal T-I-8-7, el cual nace enfrente de las balsas de lagunaje de Alguazas. Este se deriva de la principal con un grupo regulador de presión en tubería de fibrocento de 450mm de diámetro y acaba en tubería de 400mm, dando servicio a 2 tomas, en la que se encuentra la toma de la Comunidad de Propietarios Motores del Saladar. En este punto de inicio se encuentra otra de las sectoriales del sistema de telecontrol.

A continuación nos encontramos con el sub-ramal T-I-8, y que nace en el mismo cruce de la presa de los Rodeos y acaba a las puertas de la fabrica conservera de San Frutas en Alguazas. Esta instalación al igual que la anterior nace desde el grupo regulador de presión con tubería de fibrocento de 500mm acabando en 400mm en las tomas de San Onofre y Cobarro, como tomas mas importantes de las 5 a las que da servicio la citada instalación.

Continuamos aguas abajo llegando al río Mula y división de los sectores I y II de la Comunidad de Regantes. En este punto en concreto llegamos a tener una presión de 16 kilos. Seguimos a delante y al sub-ramal T-II-11, que nace en el famoso cruce del Sargento acabando actualmente a las puertas del Cementerio de las Torres de Cotillas, con instalación de fibrocento con diámetros desde 500mm hasta 300mm, al igual que los anteriores sub-ramales, con un grupo regulador y demás elementos hidráulicos, la cual da servicio a otras 8 tomas, entre ellas la de la Comunidad de Regantes del Pozo San Manuel. En este punto de inicio de la T-II-11, se encuentra otra de las sectoriales del sistema de telecontrol.

Y llegamos a la división de los dos últimos sub-ramales y que son T-II-15 y el Final T-II. En este punto se encuentra la última sectorial del telecontrol la cual además de controlar la red principal también controla en fase de pruebas la red secundaria e hidrantes a nivel de parcela.

La T-II-15, nace junto a la Ctra. de Torres de Cotillas-Venta Alegría, en tubería de fibrocento con su correspondiente grupo regulador de presión y con tubería de 600mm de diámetro hasta 300mm y acabando por encima del pueblo del Las Torres de Cotillas y Urbanización los Romeros, dando servicio esta instalación a 15 tomas, entre ellas la que da servicio a la Comunidad de Regantes Pozo San José.

Al igual que en el S-I, aquí en la T-II-15-4, en el paraje del Taray, se encuentra un almacén con todo tipo de materiales y accesorios para reparación y mantenimiento tanto de la red principal como de la secundaria, con un cercado de valla metálica en donde se encuentran tuberías de fibrocemento y PVC de todos los diámetros y timbrajes.

Y por ultimo nos queda el Final T-II que nace en el mismo punto que la T-II-15, con un grupo regulador de presión con tubería de fibrocemento toda ella en diámetro 600mm la cual da servicio a 5 tomas y que acaba en el límite de los términos municipales de Las Torres de Cotillas y de Murcia.

La red principal esta totalmente automatizada, mediante un sistema de telecontrol, vía cable el cual es capaz de detectar en tiempo real cualquier incidencia que ocurra en toda la red de riego. En el caso de producirse alguna incidencia como rotura, demanda de agua en toma sin autorización, etc, este actúa de inmediato poniendo en marcha las válvulas de seccionamiento necesarias para evitar el derrame de agua o en el caso de demanda de agua en toma sin autorización, el cierre inmediato de esta. Pudiendo consultar en tiempo real cuantos datos se precisen, como estado de la instalación, volúmenes actuales de consumo, nivel de embalse, etc, etc.

En cuanto a la red secundaria se refiere consta de 53 ramales, entre diámetros de tubería que oscila entre los 400mm y los 200mm en los más pequeños y todas ellas en fibrocemento. Esta es la encargada de dar servicio a nivel de parcela, bien a través de hidrates o por riego pie o a manta, teniendo que para ello implantar turnos de riego o tramos horarios para poder dar servicio a todos durantes las 24 horas del día.

Por lo tanto tenemos unas instalaciones de unos 125 kilómetros de longitud, (que como ejemplo seria el trayecto aproximado de distancia entre la ciudad de Murcia y Albacete), con toda clase de elementos de regulación, control, medida, seccionamientos, y ventosas y todo ello en diámetros de tuberías que vienen desde 200mm hasta 1.400mm de diámetros, al igual que un automatismo que controla los 35 kilómetros de red principal. Lógicamente todo ello conlleva un enorme mantenimiento de las citadas instalaciones para que se conserve en óptimas condiciones y perfecto funcionamiento.